Durante más de 50 años, Ariel ha estado presente en los hogares de nuestro país para mejorar la vida diaria de las familias españolas. No solo ofreciendo soluciones de limpieza innovadoras en el ámbito de la colada sino, también, implicándose de forma activa en dar solución a los desafíos y retos de nuestra sociedad.

Ariel continúa un año más con dicho propósito con una nueva campaña de concienciación sobre ahorro en el hogar para impulsar un cambio de hábitos que contribuya a ahorrar de forma económica, energética y medioambiental, empatizando con el momento en el que se encuentra la sociedad española.

“Con la nueva campaña “Ahorra así” de Ariel, buscamos sensibilizar a la sociedad sobre los hábitos domésticos más efectivos y sencillos que, además de ayudar a ahorrar en la factura de la luz, también sean responsables con el medio ambiente. Tan importante es lavar en frío como utilizar un producto que funcione bajo estas condiciones y que pueda ofrecer una limpieza profunda mientras te ayuda a ahorrar energética y económicamente”

- Erika Gamero, Senior Director Fabric and Home Care P&G Iberia

Ariel ha trabajado durante los últimos años en ofrecer un detergente mejor para la lavadora, en sus distintos formatos. Un producto capaz de lavar en frío a carga completa, gracias a la constante innovación en tecnología.

La marca ha presentado un estudio centrado en conocer los hábitos de la sociedad a la hora de ahorrar en el hogar. En el estudio realizado el pasado mes de octubre, se observa que existe concienciación real en la sociedad con el ahorro en el hogar: utilizar luces de bajo consumo, limitar el uso del aire acondicionado y/o calefacción, desenchufar aparatos electrónicos cuando no estén en uso o hacer la colada en horarios concretos, están entre los hábitos de ahorro de la sociedad. De hecho, el estudio revela que 3 de las primeras 10 medidas que los españoles toman para ahorrar en casa están relacionadas con la colada: poner la lavadora en horas concretas (52%), reducir su uso (44%) y hacer la colada solo los fines de semana (37%).

Sin embargo, ¿son todas estas prácticas correctas?, ¿se pueden mejorar o deberíamos incorporar otras más eficientes?

Lo que nos indican los expertos de Ariel es que si nos centramos en la colada, bajar la temperatura del agua durante el lavado es clave para que ese ahorro se convierta en una realidad.

Además, si analizamos el ciclo de vida de un detergente, hasta el 60% de la huella de carbono viene de la fase de uso relacionada con la temperatura escogida. Esto significa que, si lavar en agua fría lo convertimos en un hábito y bajamos la temperatura en cada lavado, estaremos no solo ahorrando sino, además, reduciendo el impacto medioambiental de esta tarea.

Puedes descubrir más claves del estudio en el siguiente vídeo: