9/26/2019

El proyecto holygrail, liderado por P&G, obtiene el máximo galardón en los premios Europeos de sostenibilidad de envases

La iniciativa de colaboración multiempresa gana también en la categoría «Driving the Circular Economy» (Impulsando una economía circular)

El 25 de septiembre se anunciaron los ganadores del concurso más prestigioso del mundo en el ámbito de la innovación en envases sostenibles. El proyecto pionero HolyGrail, liderado por P&G, se hizo con el Premio General de Sostenibilidad de 2019 y también obtuvo una mención en la categoría «Driving the Circular Economy».

HolyGrail representa un esfuerzo colaborativo diseñado para resolver uno de los mayores obstáculos del reciclaje de plástico: los problemas de clasificación en las instalaciones de reciclaje. En 2016, Gian deBelder, experto en envases sostenibles de P&G, puso en marcha una coalición de empresas para lanzar HolyGrail en Europa bajo el manto de «New Plastics Economy Pioneering Projects» de la Fundación Ellen MacArthurx. El proyecto investigó el drástico impacto que las etiquetas de los envases pueden tener de una clasificación más precisa y en el reciclaje de alta calidad a través de las marcas de agua digitales y rastreadores integrados en el plástico. Las mejoras en la clasificación pueden favorecer la calidad y la cantidad del material reciclado en el mercado, lo que supondría que una mayor cantidad de plástico volvería al mercado y aportaría valor en lugar de convertirse en residuos. Esta semana, los esfuerzos de P&G y el proyecto pionero HolyGrail fueron reconocidos entre una gran cantidad de respetables competidores en los Premios de Sostenibilidad del Embalaje Europeo 2019 como «Ganador general» y también obtuvieron el galardón «Driving the Circular Economy» ( Impulsando la economía Circular).

GianDeBelder

Durante los tres últimos años, P&G y sus socios de coalición han invertido experiencia y recursos en el proyecto HolyGrail para diseñar un sistema de etiquetado más coherente y escalable a distintos envases. Tradicionalmente, cada compañía ha empleado sus marcas exclusivas para identificar el potencial de reciclaje de los envases. Este sistema provocó retrasos en los avances de reciclaje y confusión sobre el mejor modo de dar nueva vida a los residuos. El proyecto HolyGrail intenta resolver este problema allanando el camino para la «clasificación inteligente» en las instalaciones de reciclaje.

El líder de proyecto, Gian deBelder, afirmaba que «las bajas tasas de reciclaje en la UE están principalmente relacionadas con la recogida y la baja eficiencia en la clasificación». El proyecto HolyGrail analizó distintas tecnologías para mejorar las últimas. Los envases pueden convertirse en envases inteligentes a través del uso de marcas de agua digitales, sin afectar a los flujos de reciclaje establecidos (por ejemplo, no es necesario utilizar baterías ni cableado metálico, etc., para hacerlos inteligentes).

«Durante este proyecto, se ha demostrado satisfactoriamente el concepto de módulo adicional sobre un clasificador existente, y con ello se abre actualmente un abanico de posibilidades que actualmente no son factibles con tecnologías de clasificación estándar. Han sido tres años geniales liderando este proyecto de cadena de valor total y quiero dar las gracias a todos los miembros que han contribuido al éxito de esta demostración conceptual de esta nueva tecnología de clasificación pionera en el sector».

El proyecto HolyGrail demostró el valor de las tecnologías de rastreo y marca de agua digital, lo que supone un paso crucial para determinar la mejor dirección para establecer un método universal para un procesamiento más rápido y mejores resultados. Al trabajar con docenas de empresas en toda la cadena de valor, incluidos los vendedores de maquinaria, los proveedores de tecnología, los productores de materiales, los fabricantes de envases, las marcas, los minoristas y los recicladores, el proyecto HolyGrail pudo emplear las tecnologías en los ensayos, avanzando hacia el establecimiento y la adhesión de todo el sector a un método normalizado.

Sustainability_awards

El trabajo no ha acabado, y HolyGrail 2.0 ya está en marcha y sigue trabajando en todo el sector para poner en marcha estas tecnologías en más envases y más instalaciones de reciclaje para la mejora de la clasificación y, en última instancia, menos residuos en nuestro medio ambiente.

A P&G le apasiona no solo la creación de productos y envases innovadores, sino también la garantía de sostenibilidad de este producto y el apoyo continuo de la economía circular. Uno de los objetivos de sostenibilidad de Ambition 2030 de P&G es garantizar que un 100 % de su embalaje sea reciclable o reutilizable. Con programas como HolyGrail, P&G va un paso más allá en su convergencia del sector y ayuda a garantizar que la tecnología de reciclaje también evolucione para ser más efectiva y responder a unas demandas cada vez más exigentes.

Obtenga un análisis detallado haciendo clic en los archivos que aparecen a continuación.