9/1/2020

Es nuestro planeta. Es nuestro hogar. Y ahora, más que nunca, debemos trabajar para preservarlo

Si algo nos han enseñado 2020 y la emergencia sanitaria mundial a la que aún hacemos frente es la vulnerabilidad de muchas cosas que hasta ahora dábamos por sentadas. Aspectos de nuestras vidas y de nuestro entorno que presuponemos inamovibles, pero que la situación que actualmente atravesamos nos ha demostrado que pueden variar drásticamente en cuestión de días o semanas.

Todo ello nos ha hecho, sin duda, replantearnos cuestiones como la huella que queremos dejar en la sociedad o que debemos adaptar nuestra forma de hacer las cosas si queremos que nuestro modelo de sociedad siga funcionando a largo plazo.

A lo largo de nuestros más de 180 años de historia, en P&G hemos tenido entre nuestros propósitos generar un impacto positivo en las comunidades en las que operamos. Una labor que asumimos con ilusión y que abarca desde trabajar para mejorar la vida de las personas hasta la puesta en marcha de acciones para preservar el recurso más valioso que tenemos: nuestro planeta.

Durante la emergencia sanitaria no solo hemos apoyado a sanitarios y a colectivos vulnerables aportando apoyo financiero al plan Cruz Roja Responde y donando más de 300.000 productos de higiene y cuidado personal, productos para el hogar y cuidado de la familia. Asimismo, hemos querido reforzar nuestro compromiso con el entorno, en un momento en el que la naturaleza también ha renacido para reivindicar su lugar, porque seguimos trabajando para preservarlo.

En julio anunciamos nuestros nuevos compromisos para que P&G llegue a ser neutral en carbono a nivel global en 2030. Con ello reforzamos nuestra estrategia de sostenibilidad en una década clave para la acción climática y planeamos superar el objetivo que nos habíamos marcado; reduciendo el 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero y compensando además el impacto restante con proyectos y soluciones climáticas basadas en la naturaleza. Según nuestras estimaciones, todo ello nos permitirá neutralizar aproximadamente 30 millones de toneladas de CO2 para el 2030.

Para conseguirlo, desde P&G priorizaremos la compra de electricidad procedente de fuentes renovables. Algo en lo que ya hemos realizado importantes avances a nivel global y que nuestras plantas españolas de Mequinenza (Zaragoza) y Jijona (Alicante) ya cumplen desde 2015. También impulsaremos proyectos basados en la energía eólica, solar y geotérmica, alineando nuestros esfuerzos con las pautas marcadas por la ciencia para limitar el aumento global de las temperaturas.

Es Nuestro Planeta

Y no solo eso. Una parte importante de este plan reside, además, en hacer protagonista a la propia naturaleza, ya que con las tecnologías actuales no se podrán eliminar algunas emisiones para 2030. Por ello, invertiremos en soluciones basadas en la naturaleza a través de alianzas con organizaciones como Conservation International, World Wildlife Fund (WWF) o la Fundación Arbor Day, con las que trabajaremos para identificar y financiar proyectos de protección, mejora y recuperación de ecosistemas esenciales como bosques, humedales, prados y pantanos.

Es nuestro planeta. Es nuestro hogar. Y nuestra oportunidad es ahora. ¿Nos ayudas?